Frisos y simetrías en la Puerta del Perdón II

La Puerta del Perdón de la Catedral de Granada esconde peculiares simetrías que caracterizan otras ornamentas de esta fachada. En concreto, el capitel de las columnas dóricas rematado por una peana que define una curva astroide delimitada por el chaflán del propio capitel. Este elemento arquitectónico tiene un importante atractivo visual; parece que su cuidada estética consigue atraer la atención del visitante. Por este motivo, la curvatura que se observa en las figuras femeninas no es casual y ayuda a transmitir esta sensación de armonía.

capitel , divulgación científica , geogebra , Granada , Matemáticas , Paseo matemático


07 de junio de 2021

En la anterior entrada nos detuvimos a observar con nuestro foco matemático sobre los elementos decorativos de la Puerta del Perdón de la Catedral de Granada. En esta ocasión vamos a continuar observando las peculiares simetrías que caracterizan otras ornamentas de esta fachada.

Concretamente, vamos a fijar nuestra atención en el capitel de las columnas dóricas rematado por una peana que define una curva astroide delimitada por el chaflán del propio capitel.

Capitel de la Puerta del Perdón.

Como se puede observar en la imagen, bajo estas esquinas destaca la presencia de dos figuras propias del imaginario de Siloé. En particular, dos figuras híbridas con torso femenino que tapan sus pechos con las manos. Estas figuras están caracterizadas con una especie de cola, la cual emerge en ambos casos de un cilindro cónico. 

La disposición de estas dos figuras es perfectamente simétrica respecto al eje caracterizado con línea discontinua roja. Además, se puede observar que estas figuras están acompañadas por unas cabezas de animal, también colocadas de forma simétrica.

Sin duda, este capitel tiene un importante atractivo visual; parece que su cuidada estética consigue atraer la atención del visitante. Por este motivo, entendemos que la curvatura que se observa en las figuras femeninas no es casual y ayuda a transmitir esta sensación de armonía.

Concretamente, la curva que describe cada uno de estos cuerpos se corresponde con el brazo de una espiral áurea o espiral de Fibonacci:

Espiral áurea

Esta espiral se construye mediante rectángulos áureos agrandándose y envolviéndose sobre sí mismos. Para trazar dicha espiral basta con unir las esquinas opuestas de los cuadrados base con tramos consecutivos de arcos de circunferencia.

Construcción con Geogebra.

Sin perder detalle, se puede observar que el cierre de la espiral lleva directamente a lo que parece ser un tocado en el pelo de cada figura y que reproduce la continuación de la espiral.

Sin duda alguna, este capitel destaca por su belleza, singularidad y maestría compositiva.


Más sobre paseos matemáticos

21 Jun 2021
Algo más que la proporción áurea

La fachada de la casa de los Tiros de Granada presenta diferentes partes decorativas en las que se identifican elementos matemáticos como la proporción áurea en el rectángulo definido por la puerta principal. En esta ocasión, nos vamos a detener nuevamente frente a la entrada principal de este edificio para analizar algunos aspectos con el enfoque que caracteriza a nuestro paseo matemático.

14 Jun 2021
La recompensa de mirar hacia arriba

En esta parte de la cornisa de la Capilla Real de la Catedral de Granada se observa una decoración labrada en piedra coronando los muros de la fachada. Está formada por frisos, adornos rectangulares que se repiten por desplazamiento a lo largo de la recta y que recorre longitudinalmente el muro. Transmite una idea de continuidad y repetición, lo que  se traduce en una sensación de ritmo que aporta belleza a esta composición arquitectónica.

31 May 2021
Frisos y simetrías en la Puerta del Perdón I

Este elemento decorativo recorre la parte superior de la primera planta de esta puerta. En él se observan figuras de torso y cabeza humana, cuya parte inferior del cuerpo está formada por un tallo vegetal que termina con un remate espiral. La composición del detalle esculpido de estas figuras refleja una perfecta armonía y ritmo. Además, el secreto matemático para conseguir esta sensación está en la simetría central acompañada de distintas simetrías axiales.