El pentágono de la puerta de San Jerónimo

El pentágono es una figura geométrica que puede trazarse con regla y compás, aunque no de manera intuitiva. Pero el que se encuentra en la puerta de San Jerónimo presenta una similitud con la construcción del conocido como ‘pentágono de Durero’. De esta construcción resulta un pentágono cuyos ángulos interiores no son 108º exactamente; éstos oscilan entre 107º y 109º.
La flor que vemos representada se corresponde con una malva, una flor pentámera con pétalos mucho más estrechos hacia la base dejando entre ellos espacios en forma de gotas y una acusada moldura central. Esta característica tan significativa también está representada en la piedra.

Catedral de Granada , divulgación científica , geogebra , Granada , Paseos matemáticos , rutas , turismo científico


24 de mayo de 2021

El pentágono es una figura geométrica que ya hemos analizado en alguna ocasión en nuestros paseos matemáticos por Granada. Por ejemplo, al analizar la forma interior de la torre que define la puerta del Cadí. Pero igualmente, en nuestras visitas a las puertas de la Catedral de Granada vemos la presencia de un pentágono muy peculiar en uno de los adornos de la puerta de San Jerónimo:

Pentágono y circunferencia.

Este curioso detalle en forma de flor pentagonal puede observarse en el muro con el que se cerró la puerta como acceso en 1886. Esta flor está hecha como un bajorrelieve inscrita en dos círculos concéntricos. Estos círculos, a su vez, son tangentes a los dos rectángulos que adornan la parte baja del muro de tapia.

Llama la atención que una sección de las hojas inferiores parece “cortada”. Se intuye que esto es así para dar más significancia al polígono que se puede definir en formas naturales como ésta y que tiene una presencia ciertamente escasa en la decoración de este monumento: el pentágono.

El pentágono es una figura geométrica que puede trazarse con regla y compás, aunque no de manera intuitiva. Pero el que se describe en este elemento presenta una similitud con la construcción del conocido como ‘pentágono de Durero’. De esta construcción resulta un pentágono cuyos ángulos interiores no son 108º exactamente; éstos oscilan entre 107º y 109º.
La flor que vemos representada se corresponde con una malva. Una flor pentámera con pétalos mucho más estrechos hacia la base dejando entre ellos espacios en forma de gotas y una acusada moldura central. Esta característica tan significativa también está representada en la piedra.

Imagen de una malva.

No existe ningún motivo simbólico para la presencia de esta figura y se entiende que se ha elegido como motivo central en la decoración de la parte baja del muro por su estilismo y estética, característica que queda más que aceptada por sus características geométricas.


Más sobre paseos matemáticos

21 Jun 2021
Algo más que la proporción áurea

La fachada de la casa de los Tiros de Granada presenta diferentes partes decorativas en las que se identifican elementos matemáticos como la proporción áurea en el rectángulo definido por la puerta principal. En esta ocasión, nos vamos a detener nuevamente frente a la entrada principal de este edificio para analizar algunos aspectos con el enfoque que caracteriza a nuestro paseo matemático.

14 Jun 2021
La recompensa de mirar hacia arriba

En esta parte de la cornisa de la Capilla Real de la Catedral de Granada se observa una decoración labrada en piedra coronando los muros de la fachada. Está formada por frisos, adornos rectangulares que se repiten por desplazamiento a lo largo de la recta y que recorre longitudinalmente el muro. Transmite una idea de continuidad y repetición, lo que  se traduce en una sensación de ritmo que aporta belleza a esta composición arquitectónica.

07 Jun 2021
Frisos y simetrías en la Puerta del Perdón II

La Puerta del Perdón de la Catedral de Granada esconde peculiares simetrías que caracterizan otras ornamentas de esta fachada. En concreto, el capitel de las columnas dóricas rematado por una peana que define una curva astroide delimitada por el chaflán del propio capitel. Este elemento arquitectónico tiene un importante atractivo visual; parece que su cuidada estética consigue atraer la atención del visitante. Por este motivo, la curvatura que se observa en las figuras femeninas no es casual y ayuda a transmitir esta sensación de armonía.