La recompensa del observador


Granada |
03 de julio de 2019

Siempre hay un premio para el turista observador de estos paseos matemáticos. La recompensa de hoy se encuentra en un lateral de la catedral de Granada, en la conocida como puerta de San Jerónimo; aunque es más conocida por ser lugar donde se sitúan los vendedores ambulantes del tradicional mercado de hierbas.

Es uno de esos detalles que pasan desapercibidos, necesitamos fijarnos bien, pero se puede localizar en la puerta un pentágono de Durero, que es un pentágono regular circunscrito a dos circunferencias concéntricas (que, a su vez, cortan de forma tangencial a los dos rectángulos que enmarcan el conjunto). El polígono regular está decorado con forma de flor, como puede verse en la primera imagen. Esta composición es uno de los pocos adornos con forma explícita de figura geométrica de la Catedral de Granada.

El pentágono regular es una figura muy conocida por los artesanos desde la antigüedad, y se puede construir fácilmente de varias formas (aunque es difícil conseguir que todos los ángulos midan lo mismo). Una de ellas es la conocida como «Pentágono de Durero», cuya construcción se ha replicado con Geogebra en la segunda imagen.

Su construcción se realiza partiendo de la base, desde cuyos vértices se trazan sendas circunferencias con radio igual a esta medida. La intersección inferior de ellas será el centro de otra circunferencia, que cortará a la mediatriz del segmento inicial en un punto P. Uniendo P con cada uno de los puntos de intersección de las dos primeras circunferencias con la tercera, aparecerán los dos vértices siguientes. Desde estos dos trazamos otras dos circunferencias de mismo radio que las anteriores, que coincidirán en el último vértice que necesitamos.

Como característica principal, no cumple que todos los ángulos formen 108º de forma exacta, sino que hay un pequeño error de aproximadamente 1º como máximo.


Más sobre paseos matemáticos

Granada | 20 Nov 2019
Modelos de arcos tomados de los monumentos

En la Granada Monumental hay gran variedad de arcos, fruto de la evolución de la arquitectura, que ha permitido realizar construcciones resistentes con mayor luz cada vez. Todos se pueden reproducir con Geogebra. Desde un arco conopial, típico del gótico flamígero, construido a partir de un modelo encontrado en el Palacio de Abrantes, hasta el emiral califal, que sirve de modelo a la majestuosa portada del Corral del Carbón, y el arco túmido, obtenido de unos ventanales del Palacio de Abrantes.

Granada | 06 Nov 2019
Puerta del Palacio de Abrantes

El Palacio de Abrantes recibe a los viandantes con su hermosa puerta que, por supuesto, guarda varios guiños al turista matemático. Las medidas de la puerta guardan la proporción áurea, mientras que la fachada guarda la proporción cordobesa. Por otro lado, la puerta está coronada por un arco conopial, construido completamente con la herramienta #Geogebra.

Granada | 23 Oct 2019
Tranzando conchas

En la Capilla Real de Granada hay esculpidas dos conchas de peregrino sobre dos figuras, que tienen una función plástica y religiosa muy clara, y de las que trataremos de desvelar las matemáticas que hay encerradas en ellas. Además de la concha, la figura que más se acerca a la silueta es una elipse. Las once acanaladuras se extienden formando un ángulo de 200 grados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar