Un juego de luces y sombras


Granada |
28 de mayo de 2019

Es imposible captar todos los detalles de la Granada monumental, sobre todo cuando no están esculpidos en la piedra, pero tratan de que su forma influya en cómo percibimos el conjunto arquitectónico. Un ejemplo lo tenemos en la orientación de la Catedral de Granada y como inciden los rayos de sol sobre los elementos arquitectónicos presentes en su fachada.

Cuando Alonso Cano se hizo cargo del proyecto de la Catedral, se encontró con una construcción ya levantada por Diego de Siloé, según su criterio. El gran acierto de Cano fue darse cuenta de que esa orientación permitía aprovechar al máximo el juego de luces y sombras con la luz del sol, y decidió potenciarlo con un adecuado diseño de distintos planos en fachada y elementos arquitectónicos que jugaran con esas sombras.

La fachada principal de la Catedral está orientada a 137.5 grados respecto al norte. Si la orientación fuera norte, este u oeste, el sol estaría la mayor parte del tiempo incidiendo sobre la parte trasera, y la fachada permanecería a oscuras la mayor parte del tiempo de luz natural. Pero con esta orientación se consigue una ganancia de las horas de sol sobre el templo. Esto es importante no sólo para iluminar la estancia y darle calor, sino que aporta un juego de luces y sombras muy peculiar, sobre todo a la fachada principal.

Además, en el solsticio de invierno la puesta del sol incide con un ángulo casi perpendicular (de 103.28 grados) en el momento de la puesta de sol, sobre la piedra y sobre el rosetón estrellado central de la fachada de la catedral. Durante ese periodo de tiempo, las sombras se minimizan, al caer los rayos del sol de forma casi perpendicular al ventanal, y ser su altura muy baja en el horizonte. El efecto de iluminación conseguido es similar a si lo hiciéramos con un foco de forma frontal.


Más sobre paseos matemáticos

Granada | 17 Jun 2019
Las cicatrices donde pisamos

Ante un monumento, el turista suele elevar la vista, sin caer en la cuenta de que los maestros también dieron un significado al suelo que pisa.

Granada | 10 Jun 2019
Dos proporciones en una misma fachada

El Palacio del Duque de Abrantes se encuentra en la placeta de Tovar, en pleno centro histórico. Es un claro ejemplo de arquitectura señorial granadina posterior a 1492. Su bella fachada conserva una puerta principal que ha sobrevivido a las reformas, y luce tal y como fue diseñada, lo que nos va a dar juego para hablar de proporciones.

Granada | 03 May 2019
El arco conopial

Característico del gótico flamígero, es un tipo de arco de cuatro centros, que se construye a partir de un cuadrado básico de un cuarto de luz. Esta misma medida se toma para el radio de las cuatro circunferencias pequeñas que han de trazarse, y es la mitad del radio de la mayor.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar