Fibonacci hasta en los capiteles


Granada |
17 de julio de 2019

La proporción áurea, junto a otras como la cordobesa o la asociada a la raíz cuadrada de un número natural, se encuentra en gran cantidad de elementos de la Granada monumental. Se usa, generalmente, para relacionar la altura y la anchura de elementos arquitectónicos tales como puertas, balcones, y elementos decorativos.

En nuestros paseos matemáticos encontramos numerosos ejemplos de proporción áurea, algunos de los cuales llaman la atención a los ojos del turista, que generalmente no sabe por qué les atrae.

Es el caso de las puertas de la Catedral de Granada, un filón para el estudio de las matemáticas. En este caso vamos a fijarnos en uno de los capiteles de la puerta del perdón, en el que se encuentra la espiral de Fibonacci, generada a partir del número áureo Lo podemos ver con detalle en la primera imagen gracias al estudio realizado con Geogebra.

La espiral comienza en el tocado que parece tener la figura femenina, habitual en la época, y avanza hasta el eje de simetría de este, donde enlaza con la espiral simétrica.

En la segunda imagen se aprecia la construcción de la espiral de Fibonacci o espiral áurea. Si trazamos una línea recta desde el centro de esta, se puede comprobar que las distancias que hay desde cada punto de corte hasta éste forman la popular serie de Fibonacci.

En otros monumentos de Granada encontramos espirales cuya distancia es proporcional u obedece a una serie exponencial.


Más sobre paseos matemáticos

Granada | 07 Ago 2019
Geometría en los mosaicos

La riqueza de los mosaicos andalusíes es tal, que en ellos se encuentran ejemplos de todos los modelos cristalográficos posibles en geometría.

Granada | 03 Jul 2019
La recompensa del observador

Siempre hay un premio para el turista observador de estos paseos matemáticos. La recompensa de hoy se encuentra en un lateral de la catedral de Granada, en la conocida como puerta de San Jerónimo.

Granada | 17 Jun 2019
Las cicatrices donde pisamos

Ante un monumento, el turista suele elevar la vista, sin caer en la cuenta de que los maestros también dieron un significado al suelo que pisa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar