El arco conopial

Característico del gótico flamígero, es un tipo de arco de cuatro centros, que se construye a partir de un cuadrado básico de un cuarto de luz. Esta misma medida se toma para el radio de las cuatro circunferencias pequeñas que han de trazarse, y es la mitad del radio de la mayor.


03 de mayo de 2019

Característico del gótico flamígero, el arco conopial es un tipo de arco de cuatro centros, que se construye a partir de un cuadrado básico de un cuarto de luz (es decir, la cuarta parte de la anchura), y que etiquetamos en naranja como C1, C2, C3 y C4, tal y como puede verse en la primera imagen. Tomando esta medida como radio, se trazan sendas circunferencias tomando como centro cada uno de los vértices del cuadrado, con línea auxiliar.

Arco conopial de la puerta principal del Palacio de Abrantes, en Granada.

Estas circunferencias son tangentes dos a dos. Además, las rectas tangentes a estos puntos de corte se intersecan en el centro del cuadrado original. En azul se ha marcado los fragmentos de arco que vamos a coger para la figura final, en la que iremos alternando para conseguir ese efecto de cambio entre cóncavo y convexo.

Si trazamos una circunferencia exterior a las dos circunferencias exteriores, tomando como centro el punto de tangencia entre ambas, y como radio el diámetro de ellas se puede comprobar que su superficie es cuatro veces la cada circunferencia original (debido a que la fórmula de la superficie es pi por el radio al cuadrado, queda multiplicada por cuatro, el cuadrado del doble de la medida original).

El arco conopial es un tipo de arco de cuatro centros que se construye a partir de un cuadrado básico de un cuarto de luz.

Así, se puede comprobar que la superficie que cubre el arco es 4 veces el cuadrado del radio. Es decir, cuatro cuadrados básicos. A simple vista, basta con darse cuenta de que el fragmento superior se puede construir con las partes que faltan a los lados.

En las imágenes se observa cómo queda la construcción con #Geogebra, a partir de la puerta principal del Palacio de Abrantes, en #Granada. Este análisis realizado en nuestro #paseosmatemáticos revela, además, las imperfecciones que se cometieron en su construcción, quizás porque no fue diseñado con precisión, bien por impericia de los artesanos.


Más sobre paseos matemáticos

08 Jul 2020
La Fundación Descubre recibe seis reconocimientos de divulgación en el concurso internacional Ciencia en Acción

Seis proyectos de la Fundación Descubre han recibido el reconocimiento de Ciencia en Acción 2020, certamen que tiene como objetivo presentar la ciencia de una manera atractiva y motivadora a los jóvenes y al gran público. En concreto, el jurado ha concedido el primer premio a Paseos Matemáticos por Granada y al taller ‘Mensaje desde el Medievo’, una de las iniciativas de #Cienciadesdecasa. Asimismo, la web iDescubre, el proyecto Andalucía Mejor con Ciencia, el taller ‘Un saludo inesperado’ y la ruta virtual por la Salina ‘La Esperanza’ han obtenido menciones de honor por parte del jurado.

29 Ene 2020
El lugar geométrico del perdón

La Puerta del Perdón está situada en la angosta calle Cárcel Baja de Granada. La monumentalidad de la fachada queda deslucida porque no es posible tener una visión completa de la misma con una sola mirada. Así que proponemos un nuevo problema matemático: ¿Qué anchura debería tener la calle para apreciarla completamente en el campo de visión del ojo humano? Tomando como referencia que el ángulo de visión debe ser de unos 30 grados, no es difícil plantear el triángulo. Sin embargo, surge una duda, pues el rango de visión depende también de la altura a la que esté el observador. 

15 Ene 2020
Tres espirales

Los paseos matemáticos por Granada nos permiten hacer un doble recorrido turístico y matemático. Este paseo trata de espirales y arranca en la Casa de los Tiros, donde se encuentra el grabado de Escipión el Africano, retratado con un casco con una espiral geométrica, con radio constante. De ahí, a la plaza del poeta Luis Rosales , donde en una de las caras de la fuente hay una espiral logarítmica, en la que el radio está en función de las potencias de dos. Por último, la Catedral, donde en uno de sus capiteles existe otra espiral, pero en esta ocasión el radio varía según la serie de Fibonacci.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar